El 2023 dio a su fin y con ello se cierra un año verdaderamente intenso a todos los niveles. Echando la mirada hacia atrás, siempre es interesante ver lo que se baticinaba el enero pasado y comprobar cuántos pronósticos se han cumplido, o cuales se han quedado en meras exageraciones. Haremos un repaso rápido de los principales ámbitos para valorar todo el camino recorrido. 

Una economía frágil resiste

Comenzábamos el 2023 aún recuperándonos del golpe de la Covid-19 y sumidos aún en una galopante inflación, muy relacionada con la invasión rusa de Ucrania, donde el IPC llegó a superar en España el 10% en los momentos más acusados. El FMI avisaba que muchos países europeos entrarían en recesión, y aunque la Eurozona llegó a caer en verano en una ligera recesión técnica, el ansiado crecimiento económico ha vuelto a copar las portadas de los periódicos. En cualquier caso, nada ha sido gratis y los tipos de interés sufrieron la mayor subida de la historia. Parece que las medidas del BCE y sus homólogos internacionales surtieron efecto y los muebles se han salvado. La economía parece que tira por ahora.

Grandes acontecimientos del 23

La fluctuante economía no ha sido la única protagonista de este año, ya que el 2023 ha traido tres coronaciones históricas: la de Carlos III (tras ¾ de siglo de reinado de Isabel II), el mundial de fútbol femenino de España o el ascenso al primer lugar de India (o Barat) al primer escalafón de la población mundial. Pero si hablamos de incremento exponencial, hay que hablar de ChatGPT, que se ha convertido en la herramienta que más rápido ha crecido de la historia y ha sido la punta visible de lanza del desarrollo de la IA,  que ha llevado a más de 1.000 expertos a pedir por carta abierta que se frene y se regule su desarrollo. También se ha hablado mucho de la nueva herramienta que está desarrollando OpenAI, con el nombre de Q*, que algunos tachan como amenaza inminente para la humanidad. Veremos qué sucede.


Pero si hay un ámbito que ha copado titular tras titular, es el bélico. Y no es para menos, ya que al horror de la invasión de Ucrania o la interminable guerra civil en Yemen, se le suman la anexión azerí de Nagorno-Karabag (con más de 100.000 refugiados) o la guerra entre Hamas e Israel. Esta última ha desatado la desesperada crítica de ciertos sectores sociales a nivel mundial, entre ellos portavoces de algunas de las principales ONGs, que hablan de un asedio sin precedentes en nuestros tiempos y que parece que puede llegar a tambalear incluso el apoyo de Estados Unidos. Desde luego que se puede decir que el apoyo economico-militar al pueblo ucraniano en defensa de los valores occidentales contrastan con la postura de muchos de los países occidentales. La coherencia y la credibilidad son por otro lado ingredientes muy impocuando habla de los valores de justicia que luego deben servir de base moral para convencer al mundo de alcanzar objetivos climáticos, en materia de DDHH o de justicia.

2023 – año de récords planetarios y algunos brotes verdes

Aunque hablar de geopolítica esté de moda y el 2023 nos haya dejado claras muestras de las dinámicas que imperan en nuestro complejo sistema político interconectado, hay un ámbito donde es cada vez más difícil sostener ciertos discursos, y ese es el de la crisis climática. Por desgracia, el cambio climático se hace cada vez más patente (y sino que se lo pregunten a los agricultores de aceituna), con inundaciones históricas en una decena de países, incendios interminables en Canadá y un triple récord global en temperatura, CO2 y deshielo.

La COP-28 celebrada el mes pasado en Dubai, que era de especial relevancia, al ser la primera COP que evaluaba los resultados en función de los objetivos fijados en Paris en 2015, ha mostrado en uno de sus informes lo que ya era un secreto a voces: estamos lejos de la consecución del objetivo principal de 1.5ºC, a menos  que reduzcamos globalmente las emisiones un 42%. Te ampliamos en este artículo por si fuese de tu interés.

Sin embargo, no quiero dejar de nombrar algunas noticias positivas (con sus respectivas fuentes) que ha traido consigo este año a nivel medioambiental y es que estamos empezando a ver avances muy esperanzadores, que siempre es conveniente tener en mente para proseguir el camino que tenemos por delante con la mayor de las motivaciones:

  • La dependencia europea en combustibles fósiles cayó a mínimos históricos (Euronews)
  • España fue 100% renovable durante 9 horas (ElPais)
  • Aprobación de la ley de restauración de la naturaleza de la UE (Comisión Europea)
  • Diseño de una proteína con capacidad de degradar microplásticos (NationalGeographic)
  • La COP28 marca el camino para abandonar los combustibles fósiles (EuropaPress)

By Gonzalo M. Gómez Lezcano

Soy biólogo, experto en medio ambiente y cambio climático y conozco bien el ámbito de la sostenibilidad, que ha ganado mucha fuerza en los últimos tiempos a todos los niveles (social, empresarial, político, etc.). En ese sentido, antes de llegar a ReTree, trabajé en el ámbito de desarrollo y aplicación de políticas públicas a nivel nacional e internacional. Tuve la oportunidad de trabajar en dos de las tres grandes instituciones Europeas (Comisión y Parlamento), donde estuve involucrado en el desarrollo de legislación pública relacionada con el medio ambiente y diversos sectores (sobre todo pesca y biodiversidad). En ReTree estoy a cargo de todo lo relacionado con la sostenibilidad, impulsando el desarrollo de proyectos con nuevas empresas, que al final son los que financian todas las labores que nosotros llevamos a cabo con personas del ámbito local. Estamos en constante desarrollo de nuevas formas que permitan mejorar la salud de los ecosistemas que intentamos recuperar, además de desarrollar nuevas métricas que nos permitan medir y comunicar precisamente esas mejoras, buscando lograr una mayor trazabilidad y concienciación. En resumen, soy un enamorado de la naturaleza que tiene como objetivo dedicar todo su esfuerzo para lograr un mundo donde el desarrollo de la sociedad sea realmente sostenible y nos permita recuperar la naturaleza y convivir con ella.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *